.

Hablemos mejor del diario de una ciclotímica sensibilizada, crítica y, sobre todo, hiperanalista (visto desde un punto de vista negativo).

Demos por supuesto que son temas de los que hablas tomandote un café con leche de soja, o tirada en una cama del centro de una habitación humeante (y en Ourense).

Nacida en 1992 y perteneciente a éste mundo loco y sin rumbo. Enamorada de todo lo que signifique evadirse de la realidad.Con el corazón siempre en sudamérica.

Breath in the air.

26 de octubre de 2012

Un día en mi vida..


Buenos días. Es increíble la sensación de despertarse. En mi caso, siento que los párpados me pesan toneladas, que mi cuerpo no tiene fuerzas y mis manos, son totalmente inexistentes. Pero hay costumbres para que ello se desvanezca. Baño. Hay que hacer pis. Siempre termino rascándome la pierna derecha, el gemelo en concreto. Cocina.  Cojo un gran tazón y me hago un delicioso café. Cargado con leche desnatada, sin azúcar ni sacarina. A su derecha, lo acompañara un plato con una pequeña pero muy roja manzana. Dulce, jugosa y, sobre todo, fría. Lo que más me llena es leer el periódico con alguna canción que me recuerde que aquí sigo. Viva. Me despego de ese fondo marrón, intento sobresalir de ese pozo que todo lo atrapa. Me prepararo. Zapatillas de deporte Nike, sudadera, leggins, calcetines, Galaxi S3, cascos,…A correr. 10, 20, 30, 40,…60 minutos.

Vuelta a casa. Abro el agua, la oigo correr como si de una enorme cascada se tratara. Ropa fuera. Empiezo a notar como la piel cansada de mis pies se va preparando para sentir el máximo placer que nunca sentirá. Pie izquierdo (siempre la izquierda por delante)… ya está, dentro del agua, pie derecho…y dentro. Música. Russian Red sonaría, acompañado de una tenue luz producida por las velas. Fin.

15.00 hs. Ya ha pasado tiempo desde que salí de la ducha. Sería la hora de comer. Y con todas esas complicaciones decido hacer algo rico. Ensalada. Maíz, lechuga, queso fresco y zanahoria. Mi elección. Mi dieta diaria. Otra vez en ese sillón. Boom. La caja boba otra vez prendida. Series sin sentido que te hacen compañía en comidas solitarias. Termino. Abro mi bolso. Cigarrillo, delicioso en su toxicidad. Saciante recetado. Voy a la habitación. Abrirlo. Atreverme a ponerme esa ropa que tan al fondo del armario está. Esa ceñida que enseñaría todo mi cuerpo, mostrando con él todas sus imperfecciones. LA PUTA MADRE! Otra vez lo mismo. No. No puedo.

Ya está. Lista y preparada. Llaves, gafas, cartera, tabaco, móvil, cámara,… Arranco el coche y me voy. Llego al salgueira : “Americano con un poco de leche, por favor.” Cigarro, cigarro, cigarro. Nada más. Puede surgir alguna conversación interesante, pero sin más. Mi gente ya no está. Otra vez coche, pero ya son las 22.00. Casa. Manzana. Ducha. Vestuario. FIESTA.















Porriño.

 http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=QHNCma5mJFk&NR=1

23 de octubre de 2012

Cuando verdaderamente encuentras a esas personas de las que sabes que nunca te vas a separar es cuando encuentras la verdadera paz dentro tuya...y ya no necesitas nada más.
Un susto en tu vida puede hacer que vuelvas a empezar de 0 con todo.
Fuera las superficialidades, fuera las infravaloraciones, vivamos una visa sana y completa.
Olvida todo lo que te haga sufrir y aprende a querer a quien te quiere y quien te acepta, tal y como eres.



But if you try to think of something better than this...

9 de octubre de 2012

nostalgia.

Nos hemos olvidado de nuestros 16 años. 

No, no hablo de una fase de tontería mental, como todos podréis recordar. Hablo de esa faceta de las nuevas experiencias. Abro mi mente y la dejo entrar en un verano del año 2008. 16 años contaban ya mis ojos y todas las experiencias vividas. Amigas alucinantes, con millones de ganas de "follarnos" el mundo (no sólo hablo en modo literario, hablo de comernos el mundo, de descubrirlo todo, probar cosas, viajar, sensaciones, gustos, olores, tactos, respiraciones,...TODO NUEVO).
Se avecinan nuevos momentos, nuevas situaciones,...emociones que nunca podremos olvidar. Emociones que los adultos tratan como cosas "sin más", como cosas que a todo el mundo les pasa y, por ello, no les dan importancia. ¡POR DIOS! Cómo pueden no darle importancia a todo aquello que marca nuestro futuro!!? Es decir, esos actos que ocurren a los dieciséis años son la primer pieza, de una recta de dominó,que caerá, hacia un lado u otro.
A lo que me refiero es a que echaré de menos volver a vivir la primera sensación de ver un concierto, de vivirlo, sentirlo, la primera vez en que alguien conseguirá ver mi cuerpo desnudo o la primera vez que alguien rozará sus labios con los míos, mi primera ruptura amorosa, la primera traición, mi primera amiga hasta la muerte, mi primera mirada cruzada con "el chico de mi vida", mi primera copa, mi primer cigarro, mi primer olor a marihuana incorporando su sabor en mi lengua,pulmones, cerebro,...mi primer suspenso, mi primera bronca, mi primera trama, borrachera, piercing en la nariz, mi primer trabajo, mi primer dia en la facultad, mi primer festival, mi primer novio,...
Nunca más volveré a tener tantas nuevas sensaciones en tan poco tiempo y...nos dedicamos a ver la vida pasar, sin valorar cada uno de los segundos fascinantes que podríamos estar viviendo para poder recordarlos por y para siempre.

El amor después del amor...



Nadie puede y nadie debe, vivir sin AMOR.


¿En qué hondonada esconderé mi alma para que no vea tu ausencia que como un sol terrible, sin ocaso, brilla definitiva y despiadada?
Has entrado fuerte y profundo. Poco tiempo pero intenso. Palabras de entendimiento, de igualdad y de inseguridades curadas.

Siempre hablando de lo que hubiera pasado.."y si...?". La verdad es que si esos "y si" huebieran sucedido, todo esto no sería lo mismo. 

A lo mejor tu teoría de las parejas resulta ser cierta, resulta que, pocas personas, pero si algunas, son capaces de llegar a la relación perfecta. 

Increible lo que en poco tiempo una persona puede llegar a meterse en tu propia piel, lo que un simple olor te puede hacer sentir, un sabor, una foto, un recuerdo, una palabra, coche, calle, bebida, comida, ropa, labios. Pero ya NO me da miedo...